El Observador No. 15-La tierra continúa mal distribuida